2.	Grado II

Son venas subcutáneas, dilatadas y tortuosas, que han perdido la capacidad de mantener el flujo de la circulación en un solo sentido y que ya presentan los primeros síntomas: – Pesadez y cansancio en las piernas. – Dolor. – Calambres. – Hormigueos. – Sensación de calor o escozores. Este tipo de várices ya representa un problema para la salud: La sangre tiende a estancarse en ellas causando dolor y, si no se trata la insuficiencia venosa que las produce, seguirán creciendo y extendiéndose con la posibilidad de complicarse.

1.	Grado I: Varículas o arañas vasculares:

Aparecen como pequeñas telarañas de color violáceo, representan mayormente un problema estético aunque en ciertos casos, pueden producir una leve sensación de pesadez o cansancio en las piernas. Como no presentan síntomas serios, la mayor parte de las personas no les da la debida importancia, lo que sin lugar a dudas es un grave error.

Varcices grado 3 | Eliminar varices

3. Grado III: Varices tortuosas

Grado III: Varices tortuosas Son las más visiblemente antiestéticas, cuando llegan a este grado, las venas ya están mucho más dilatadas y tortuosas, denotando un fallo extremo en las válvulas principales del sistema venoso. Las venas son sometidas a un reflujo y presiones extremas para llevar la sangre en contra de la gravedad, lo que provoca un estiramiento y aumento de su diámetro. Los síntomas van aumentando progresivamente y aparecen hinchazón, edemas y cambios visibles de coloración e incluso úlceras.