Tratamientos

varices-tratamiento-elche-tratamientos

Tratamiento quirúrgico

Cirugía de varices

La cirugía de varices consiste en la extirpación directa del mayor número de varices posible mediante pequeños cortes en la pierna. La cirugía es realizada de manera ambulatoria con lo cual el paciente no tiene que pasar la noche hospitalizado. La recuperación total suele ser a las 2 semanas. Existen dos técnicas reconocidas:

Cirugía convencional
La cirugía convencional es la operación quirúrgica clásica y supone la erradicación total de la red venosa superficial.
Cirugía estética de varices
La cirugía estética de varices es una cirugía mínimamente invasiva, intentando preservar las venas superficiales principales de la pierna, por lo que es menos agresiva y reduce el período de recuperación del paciente.

Eliminación de varices sin cirugía

Escleroterapia o tratamiento con Microespuma

La escleroterapia consiste en la inyección directa de una sustancia esclerosante dentro de la vena enferma para eliminarla. No es necesario el uso de anestesia ya que las infiltraciones se realizan con una aguja muy fina y no requiere interrumpir los hábitos de vida del paciente.

Mucha gente pregunta por el láser pero lo cierto es que no ofrece grandes ventajas respecto a la microespuma. Cada vez que escuchamos hablar del láser lo asociamos a una técnica moderna o novedosa con los mejores resultados y en el caso de las varices no siempre es así. La principal ventaja del láser es que el tratamiento es ambulatorio, exactamente lo mismo que si tratamos las varices con microespuma. La ventaja que ofrece la espuma sobre el láser es que esta primera difunde y elimina todo tipo de varices, desde las más grandes hasta las más pequeñas.

El láser si es llevado con un catéter dentro de la vena solo puede tratar varices grandes y rectas, no llega al resto de colaterales varicosas ya que por su tortuosidad no se puede introducir la sonda dentro de ellas. Con el láser percutáneo (es decir, el láser que se aplica sobre la piel) solo se eliminan arañas vasculares, es decir, el tipo más fino de variz, y este tratamiento suele ser muy doloroso y mal tolerado por los pacientes, se puede complicar con quemaduras en la piel e inflamación de tejidos circundantes.

Por todo ello, en No Varices preferimos tratar las varices sin cirugía a través de la técnica de la microespuma pues ofrece muchas ventajas frente al conocido láser.

clinica-varices-orihuela-tratamientos

NOVARICES

¿Tienes alguna duda de cómo eliminar varices?
Puedes hacernos una consulta.